domingo, 9 de octubre de 2016

Entrevista a Sorderita


Entrevista a Sorderita :

Su nombre va irremediablemente unido a un grupo que rompió moldes y abrió fronteras al flamenco, Ketama, y su apellido, Sordera, a una dinastía de esas que dejan huella, ya que todos y cada uno de sus miembros son hoy por hoy artistas reconocidos, comenzando por el patriarca José Sordera de Jerez a sus hermanos Vicente o Enrique, por no mencionar a los primos, Luis el Zambo o Mercé. 
Hoy, a sus cuarenta años, este jerezano afincado y criado en la capital vuelve a la actualidad con su nuevo disco "Siete Ríos Celestes" un trabajo donde está un Sorderita más comercial, con baladas y con tres temas grabados en directo. "Yo no tengo a estas alturas nada que demostrar, quería dar un trabajo que tuviera un buen apoyo como lo tiene este". Acto seguido me detalla "Además, si te fijas hay una parte importante de flamenco, unas bulerías, unos fandangos y unas alegrías, al resto se le podrá poner la etiqueta que quiera cada uno, pero te diré que un tema no es menos o más flamenco en sí mismo, sino en como uno lo cante.¡Creo que yo siempre sueno flamenco porque lo soy!". 
Corría el año 93 cuando saltó a la palestra como vocalista del grupo Ketama, más tarde, un par de plásticos en solitario, alguna que otra colaboración en importantes trabajos como en "Entre dos Mares" de su hermano Vicente, del que promete una nueva versión a su manera... "Hice lo de Ketama porque lo vi necesario en ese momento, aunque no se reconoció hasta años mas tarde. Abrimos una hoja de una puerta muy importante. Ketama es una de las cosas que han pasado por mi vida. Estuve hasta el momento que tenía que decir cosas, con ellos me llevo estupendamente. Para mi es el grupo más importante de este país, puede que la línea haya cambiado, pero no se puede negar su calidad como músicos". 
Para "Siete Ríos", ha contado con la colaboración de nombres como el Paquete, miembro de la Barbería, El Boy, su hijo, quien le ha compuesto un par de temas, y con una multinacional que lo apoya, Sony. Grabado íntegramente por José Luis Garrido en Musitron (Madrid), lugar preferido, entre otros, por Paco de Lucia. 
"El agua de limonero" es una zambra, el que este más ducho la entenderá y le recordará a Caracol, aunque sea un Cha cha,cha". Explica José, quién continua: "Yo con mi guitarra" era un homenaje a Pescadilla en el que iban a participar Lolita y Rosario, pero ya ves, tienen derecho porque es su padre. Para mí el Pescaílla era muy grande, hizo una labor escondido por la sombra de Lola. A Peret lo conoce todo el mundo, pero ese arte con la guitarra, eso era de Pescailla". 
El joven de esta casta jerezana no olvida jamás sus orígenes: "Siempre he sido consciente de que mi familia son cantaores puros. Yo por respeto a ellos nunca me he visto en una silla cantando, no tengo las cualidades, las tienen mis hermanos y mis primos, yo no. Por respeto a ellos, mira, a mi sobrino Navajita le pasa igual". 
Lo que no cabe duda es que su infancia no ha sido la de cualquiera, sus fuentes han sido muchas y el flamenco lo ha vivido desde muy pequeño en la casa: "He tenido la gran suerte de que esto me ha gustado desde el principio y de haberlo mamado, además de haber visto a cada monstruo que ha pasado por mi casa... a los 10 años tuve la suerte de tocarle a Caracol. ¡Creo que soy un privilegiado!". 
El boys, ¿un nuevo Sordera a tener en cuenta? 
Pues sí, claro, mi hijo lo toca casi todo, actualmente va de percusionista con José el Francés y a mi me ha dado unas letritas y dentro de poco sacaremos algo de él. 
¿Cuál es tu método a la hora de componer? 
Como compositor primero me surge la armonía, y entonces trato de buscar una letra, normalmente de amor, que es lo mío, e intento que le encaje, puede que lo haga así porque yo toco la guitarra. Sorderita es eso y no es más, el grifo del arte son tres gotitas, ¡el resto esta hecho! Yo no busco la comercialidad a la hora de componer, a mi me tiene que transmitir algo.
 ¿Qué echas de menos en este Flamenco del 2001 respecto al de antes? 
Pues la forma de vida, eso es justamente lo que creo que se está perdiendo. Cosas como vestirme de una forma especial, por ejemplo, o el concentrarse en el camerino antes de una actuación, el estar solo en el camerino, además ¡Como te vas a tomar un vaso de leche!, un whishy tampoco, pero siempre unos buenos buchitos, como el puro para los músicos de jazz. Son cosas que no se pueden perder. Y luego las tertulias y las juergas del Candela: Mira... a mí José, Camarón, siempre me llamaba cuando venía aquí a Madrid a cantar. Entrábamos por la puerta de atrás porque si no la gente no le dejaba, y nos juntábamos 10 ó 12 y allí se que nos aprendíamos un montón cantando unos y otros. 
¿No crees que algunos llevan un camino demasiado rápido con eso de que ahora es tan fácil grabar un CD? 
Claro, el artista que tiene un recorrido de tablaos se nota en todo incluso en el trato. Esos fueron las grandes escuelas. Yo le he tocado a Panseco, a Pepa de Utrera, a Fernanda, a Farruco en tablao, no en disco. En los grandes como Camarón lo realmente importante de su obra esta al principio. Lo ultimo está justificado por lo primero, allí dejó impregnada la ortodoxia del cante, sino su trabajo no hubiera tenido ni pies ni cabeza 
¿Sigues yendo mucho a Jerez?¿Os reunís todos en familia? 
Si, eso gracias a Dios no lo hemos perdido. Mi padre, cuando yo me casé, se volvió a Jerez, estuvo aquí 40 años. Tengo ese consuelo de las fiestas que hacemos cuando nos reunimos, ¡Somos mas de noventa primos hermanos por parte de madre y con los otros llegamos a ser mas de ciento sesenta! 
¿Sois una familia gitana con todo lo que ello implica? 
Bueno, tu sabes que los gitanos de abajo somos los mas abiertos del mundo entero. Yo me he casado con quien he querido. Las leyes las siguen más los de aquí. Además yo nunca he tenido problema de integración con los "gachos", ni mis hijos tampoco. Mi padre es mas liberal que ninguno. Hemos tenido la suerte de no habernos criado con racismo. ¡Somos mas light!
¿Consideras que en Andalucía ha sido y sigue siendo donde menos se ocupan del flamenco? 
Es una pena pero sigue siendo así. Donde menos se trabaja es allí. Gente como Parrita, Manzanita y yo no tenemos cabida. Cuando hay un sitio, o hacen flamenco puro o pasan al pop, pero de gente como nosotros nada, mira a la Barbería por ejemplo, a ellos les pasa, ¡Yo creía que era yo solo! Es más, todavía recuerdo que en mi tierra, trabajé una vez con Ketama y ni nos pagaron, y mira que yo llevo a Jerez dentro aunque me he criado en Madrid, pero es increíble que nunca se acuerdan de mí. 
¿Que te queda en el tintero? 
Quiero continuar el trabajo que hizo mi hermano Vicente con los poetas del 27 y más adelante volver a tener un encuentro con los músicos africanos con los que grabé Songhai, creo que la música africana es la que más parecido tiene con el flamenco. 
¿Qué opinión te merecen las voces nuevas tan flamencas de Arcángel, Estrella Morente o Miguel Poveda? 
Son jóvenes que están haciendo las cosas como se deben hacer, flamenco desde la raíz. Eso me merece mucho respeto. La verdad es que yo como músico no te puedo decir que haya nada malo, pero pienso que se le debería tener más respeto, es lo mínimo que se les puede pedir... La mayoría están ahora haciendo las casas por el tejado, esto a la larga se ve, con lo poco que duran. La gente compra ahora flamenco, esto ya quiere significar algo, ¿no? 
Sorderita, -todo un gusto el hablar con él-, insiste en reconocer que está dando una vuelta en busca de las raíces. "Todo lo vanguardista que fui en los ochenta ahora en los 2000 procuro irme lo menos posible del flamenco. Lo más curioso es que de mi generación, ahora resulta que el más purista soy yo. Yo puedo hablar de cantes porque los conozco, mi padre sabe que soy un cantautor y que siempre he cantado con respeto, aunque yo me meta hacer blues o rock, lo importante mío es mi parte flamenca, eso es lo que yo aporto". 
"El flamenco hoy tan abierto se limita a la voz del cantante, yo siempre sonare así. Las discográficas han visto el momento ahora y no antes. Mercé lo ha demostrado, y mira Camarón las copias que vende ahora. Él no se lo podía ni imaginar en sus tiempos. Yo soy un sorderita del 2001 sin dejar de ser lo que siempre he sido y eso lo demostraré en mis directos. Creo que de esta generación soy el artista de los viejos. Todos me quieren y eso es lo que más me motiva para seguir adelante". 
Entrevista: Fátima Yráyzoz.

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario