jueves, 22 de septiembre de 2016

Entrevista a Marina Heredia


Entrevista a Marina Heredia :

MARINA HEREDIA , EN OTRAS FORMAS DE FLAMENCO 
Con sólo 20 años y a punto de editar su primer disco en solitario, es considerada como una de las mejores voces de Flamenco. 
Si Macanita es voz de bronce, la de plata es, según el programa en que aparecen juntas, Marina Heredia, piel blanca, cante terso, entre la elegancia de movimientos de su buena planta, del buen temple que no pretende romper. Voz joven intentando sacar lo antiguo, oscuro. Hace tangos de su tierra, Granada, y entre las licencias que se permite tintinean sus largos zarcillos por alegrías. Cumple los 20 en abril. Amiga de Estrella Morente desde chiquitita ("Anoche estuvimos juntas, de fiesta...") se encuentra concentrada preparando su primer disco. Acaba de firmar con Universal y están buscando temas, sin prisas. "Queremos hacerlo muy bien, con muchos detallitos, todo muy limpio" ¿Para otoño? "Yo diría que sí, la gente de la casa de discos quiere que salga para primavera, pero creo que no va a dar tiempo". ¿Llevará el padrinazgo del padre de Estrella? "Por mí encantada, pero el productor de mi disco es Isidro Sanlúcar. Yo ahí no entro". 
Entró en un estudio de grabación, con producción francesa, a los trece años junto a Pepe Habichuela, Enrique y Estrella Morente. A partir de los quince comienza a dejarse oír desde la parte de atrás de los cuadros flamencos, primero de bailaoras (La China) y después con guitarristas como Miguel Ángel Cortés. "Cuando yo empecé, Miguel Ángel fue el primero que se arriesgó a ensayar conmigo, a ayudarme, porque sabes que siempre tienes que tener un guitarrista a tu lado que te vaya diciendo, dándote pie. Con Paco he estado menos, porque él es mayor y está muy ocupado con Carmen Linares". 
Ventilando 
Con él interpreta en vivo ‘Baladilla de los tres ríos’ de Lorca, una canción que llevaba arreglos de un disco de Carmen Linares, a quien sustituyó en un espectáculo de María Pagés en el Festival de Música y Danza de Granada. En materia clásica, colaboró en la última Bienal de Flamenco de Sevilla con José María Gallardo en seis ‘Canciones de la vida’, que se acaban de publicar en disco como "La Maestranza". "Hombre, suena a flamenco porque yo no puedo cantar otra cosa que no sea flamenco, y José María tiene mucho toque flamenco. Ya el flamenco no son sólo seguiriyas, soleá y bulerías… La canción de despedida se asemeja a unos tientos. Con él es un gusto trabajar y con los músicos que lleva he aprendido mucho porque es una gente muy abierta. Y siempre viene bien cambiar un poquito de aires". ¿Ventilarte en un ambiente un poco cerradillo, donde siempre es lo mismo? "Ya sabes, el ambiente flamenco es: terminas de trabajar y una marcha y otra marcha y fiestas… eso un día está bien, pero aquí hay que trabajar todos los días y no se puede una dislocar, si no, al día siguiente no das la talla. Con esta gente es todo lo contrario, nada más que trabajar, y si algún día encarta una fiesta, pues vale". 
En dicha Bienal estuvo también con la bailaora Eva la Yerbabuena. "Este año hemos trabajado mucho, y para mí es un gustazo, porque cantarle a Eva es un supuesto sentido… es otra forma de ver el flamenco, es fantástico". Y detrás de La Yerbabuena se sienta silla con silla con Arcángel. "Dentro del espectáculo cantamos por separado y en alguna ocasión también hacemos juntos alguna letrita todos los cantaores". 
De las de atrás 
Marina ha llegado a ponerse delante de ambientes radicalmente distintos, lo mismo participa en el Espárrago Rock (98) que en una ópera, ‘Amore’ (99) de Mauricio Sotelo. "Al comienzo lo vi un poquito arriesgado porque era mezclar flamenco con ópera contemporánea. Decía: veremos a ver si no nos matan aquí…" La montó en Munich durante mes y medio con la también cantaora Eva Durán y en España se estrenó en septiembre, en el Teatro de la Zarzuela, y no tuvo otra representación. 
La pasada semana cantó en Francia, "en un festivalito cerca de París", con su padre, Jaime el Parrón. Su maestro. "Fue el primero que yo escuché cantar. Cuando nací ya empezó a cantarme y después he aprendido de todo el mundo… de todo el mundo bueno" ¿Referencias? "Si te dijera otro te mentiría: de Camarón". Sin embargo no tiene el acusado aire camaronero propio de las últimas generaciones. "Es que hay que saber separar un poquito. Soy fan número uno de Camarón, y siempre lo seré, pero también hay más gente que canta y cantaba muy bien y no te puedes encerrar en una sola persona estando Caracol, Mairena o Chacón, habiendo tantos como hay. Yo soy de las de atrás en forma de pensar." Luis Clemente

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario