sábado, 17 de diciembre de 2016

Estamos hablando... de compás flamenco


Estamos hablando... de compás flamenco 

Estamos hablando... de compás flamenco 
'Cale-calé' materializa el objetivo de integración de Taller de Compás de Almanjáyar con la colaboración de Enrique Morente  
Dirección artística: José Luis García Puche. Percusión: Natanael Santiago, Encarni Cortés, Manuel Cortés, Juan de Almería, Andrés Jiménez, Israel Muñoz. Cante: María Cortés, Carmen Jiménez, Zaira Santiago, Andrés Jiménez. Trompeta: Eric Sánchez. Bajo: Miguel Pérez, Julián Heredia. Piano: Pablo Rubén Maldonado. Guitarra: Emilio Maya. Colaboración Especial: Enrique Morente 
"Anaquerando" en caló significa "estamos hablando". Esta etiqueta de connotaciones comunicativas abandera un proyecto internacional socioeducativo que se extiende desde Rumanía hasta Madrid, Huelva y Granada, pasando por Italia, con el objetivo de "fomentar la convivencia intercultural y la tolerancia". Dentro de este marco, varios programas orientados a fomentar la integración en núcleos marginales se han puesto en marcha, tomando como eje la expresión cultural. Mirándose en el espejo de la agrupación onubense Los Activos, Taller de Compás ha destilado los ritmos flamencos que corren por las calles de la barriada granadina de Almanjáyar, al amparo de un plan de rehabilitación de viviendas. Tras cuatro años de trabajo y con los niños con potencial musical ya convertidos en percusionistas adolescentes, la labor del taller se ha plasmado en el disco 'Cale-calé', al que el cantaor granadino Enrique Morente ha aportado un desinteresado granito de arena. 
Granada... El nombre evoca imágenes románticas de reyes moros, de jardines perfumados y de opulencia, riqueza estética y un exquisito nivel cultural. Pero la realidad de la vida en el barrio periférico de Almanjáyar, donde viven los componentes de Taller de Compás, dista mucho de ese paisaje soñado. Hasta este punto, situado a unos pocos minutos del centro de la capital, fueron trasladándose a partir de los años sesenta familias humildes, muchas de ellas gitanas, procedentes de las cuevas del Sacromonte, del asentamiento chabolista de la Virgencica y de varios pueblos de la vega granadina en busca de mejores condiciones de vida. 
La lucha por conseguir tal objetivo continúa en este lugar que a media tarde, con el sol bético abrasando y Sierra Nevada de telón de fondo, parece una ciudad abandonada en un desierto de mala hierba y escombros. Hay que esperar a que caiga la tarde para que las calles se llenen de vida: se vende, se compra, se arregla cualquier cosa, los vecinos tertulian... y hay niños y hay música. Los mismos niños y las mismas músicas que José Luis García Puche -para los amigos, Puche-, productor y monitor del grupo Taller de Compás, ha logrado entretejer a fuerza de sacrificio y cariño en un primer álbum de edición independiente. 
Puche, ¿qué significa el título del disco: 'Cale-calé'? 
Como todo el mundo sabe, calé es gitano y cale significa ritmos, así que viene a ser como ritmos gitanos. 
¿De dónde surge la idea de crear el Taller de Compás? 
Sale de un proyecto que ya se hizo en Huelva, Los Activos. Contacté con esa formación y me explicaron cómo trabajarlo, me dieron ideas... Nosotros lo hacemos un poco diferente, siempre hay matices. Taller de Compás existe porque Los Activos existen. Yo realmente nunca había trabajado con jóvenes, me dedicaba a la percusión... El proyecto me ha cambiado la vida y el resultado me está gustando. 
Carmen (Jiménez, cantaora), ¿dónde has aprendido estos cantes que salen en el disco? 
Pues de unos pocos de artistas que hay por aquí, de mi mamá y de mi abuelo, de escuchar a gente... me gusta mucho Estrella Morente. 
¿Qué música escucháis en casa? 
[todos]: ¡El Barrio! [Carmen]: A la Estrella mucho, a Enrique, a Niña Pastori también. 
¿Qué piensan las familias de lo que hacéis? 
[Contesta Puche] Que está muy, muy bien. Las familias están encantadas. Hace cuatro o cinco años, a lo mejor lo veían de otra forma, pero ya ven que vamos encaminados, que es un grupo que tiene mucho futuro y muchas posibilidades. Hay que ser valiente y constante. 
¿Recibe el grupo alguna subvención? 
El grupo en sí no recibe subvención, en cambio, el proyecto de Taller de Compás sí recibe ayuda de las instituciones públicas de la ciudad, de la Junta de Andalucía... 
¿Había que enseñarles a los niños algo de lo que hacen en el disco o era música que siempre habían hecho? 
En el disco hay cosas que siempre han hecho y muchas que han aprendido durante el período que lleva el taller funcionando. Estos chicos y chicas poseen una gran vinculación con el compás flamenco, vivido como un patrimonio casi exclusivo de su etnia, y ya cuando comencé con ellos conocían algunos palos. Como se puede comprobar en el disco y en el espectáculo, existen ritmos caribeños, brasileños y africanos, aparte de flamencos. Todo eso sí que es producto de mi enseñanza, aunque de lo que me siento más orgulloso es de haber sabido enseñarles o reflejarles la autoestima, la profesionalidad y el respeto a las personas, sean de donde sean. 
¿Por qué se decidió realizar en vivo la grabación? 
Sí, hemos grabado los números de un tirón, de principio al final, sin "dubbing". Es más complicado, pero así da más vida. 
¿Cómo conseguisteis la colaboración de Enrique Morente? ¿Ya conocía el proyecto? 
Lo conocía a través de Harold Burgon y Katrina Edbrooke, nuestros productores, pues Harold es técnico de sonido de Enrique Morente y de Estrella Morente. Fue Kate quien se lo propuso. [Habla Kate]: Harold estaba grabando con Enrique y Estrella, a la vez que estaba grabando con los niños. Pedimos permiso para incluir uno de sus arreglos en 'Cale-calé' y aceptó tan al instante que me armé de valor y le pregunté si estaría dispuesto a grabar directamente con los chicos... ¡y también aceptó sin dudarlo! 
Carmen, ¿qué ha supuesto para vosotros participar en este proyecto? 
Que nos gusta mucho la música, nos divertimos y nos gustaría que llegara a más, que la gente se entere de nuestro trabajo... 
El trabajo cuya difusión desea Carmen resulta ser mucho más que una obra social. Con el aliciente que añade la colaboración de Morente aparte, el disco es un banquete irresistible de sonidos exóticos casados con esencias flamencas y familiares. Cantes por bulerías que suenan a cantares primitivos, tangos con variaciones rítmicas y melodías misteriosas, una rumba con trompeta que recuerda el son cubano y los fandangos donde Morente aplica su terciopelo para envolver y tranquilizar las voces desgarradoras del coro. Música marchosa y contagiosa, rebosante de energía y vida, como la juventud misma.

Estela Zatania

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario