domingo, 24 de abril de 2016

Entrevista a Eva La Yerbabuena


Entrevista a Eva La Yerbabuena :

Hace dos años inició su propia compañía de baile, una extensa gira con el espectáculo "Eva" hace que el acuerdo entre crítica y público sea prácticamente unánime, la propuesta de Eva cuenta con credibilidad, originalidad y solidez. Para muchos, Eva es la mejor representación del presente del baile. 
¿Qué es "5 mujeres 5"? 
Es un espectáculo flamenco con un hilo argumental en el que se hace un recorrido sentimental, emotivo, de lo que es la personalidad de una mujer que se enfrenta consigo misma, con el amor, con la ambición la locura y la soledad. 
¿Hay un referente autobiográfico o una inspiración en algún autor? 
No está basado en nada en concreto, son sentimientos que están presentes en el día a día, no hay un personaje de mujer en el que esté basado. Hay muchas mujeres que simplemente son amas de casa, que ya es mucho, y se enfrentan a esto cada día. 
¿Por qué cinco? 
Porque hablamos de cuatro sentimientos y el quinto sería yo. Se subraya mucho la soledad. Si, yo creo que es una de las amigas más grandes que tenemos, es difícil enfrentarse a ella pero la tenemos que afrontar desde que estamos en el vientre materno, es como un estado innato en el ser humano. 
¿Cómo trabajáis en la creación las coreografías y de la música? 
La música es algo muy importante, Paco Jarana no lo ha tenido nada fácil, son cinco sentimientos muy distintos, sucede igual con el diseñador de la luz Germinal Ruiz, que tiene que ayudar creando un clima en cada momento. Contamos con el director de escena Hansel Cereza, con Javier La Torre que coreografía la locura. Hay gente que nunca sale al escenario y es importante para el espectáculo, vestuario, escenografía. ¿Qué esperas ver cuando vas a un espectáculo de Flamenco? Yo siempre he dicho que hagas lo que hagas uno tiene que hacer lo que en ese momento siente, yo soy flamenca, y haga lo que haga no puedo olvidarme de lo que soy 
¿Se piensa en el público a la hora de crear una coreografía? 
Madre mía, si se tuvieras que hacer una obra al gusto de todo el mundo te volverías loca, yo creo que es importante sentir la necesidad de hacerlo, si tú te lo crees, esa es la mejor manera de que la gente que va a verte disfrute y sienta lo que tu estás sintiendo. Buscar el aplauso fácil es sencillo, si eso es lo que quieres, se puede ser efectista y dar momentos para aplaudir, pero el reto es otro... La idea partió de Lola Maistegui, es algo que comentamos hace tiempo, esa idea inicial ha cambiado mucho a lo largo de cinco años. 
¿Cómo es la vida diaria de la preparación de un estreno? 
Trabajamos 10 o 12 horas en el estudio, y en las horas que te quedan para dormir piensas también en esto, comiendo, en las conversaciones, vas compartiendo tus inquietudes con el director de escena, con los músicos, con el que diseña las luces, todos los días se pulen cosas. Tenemos una colaboración muy especial con Conchi García, que es una soprano ligera, la voz en este caso cuando me golpea saca otro tipo de sentimientos. 
Eres una bailaora que está muy pendiente del ritmo pero también de las melodías. 
La música tiene que hacerte sentir, pero el cante es muy importante dentro del flamenco, es la madre de lo que es el flamenco, una voz es mucho. Es como el cordón umbilical. Yo tengo la suerte además de tener al lado a uno de los mejores guitarristas que hay para el baile, no es porque sea mi compañero, Paco ha trabajado con Farruco, con Mario Maya, Matilde Coral, Güito, y se desvive con su trabajo. Además está la ventaja de que me conoce mejor que nadie. Nunca es un papel fácil. 
El grupo que te acompaña suena muy sólido, con mucha seguridad 
Hay mucho trabajo detrás, hay un buen contraste en el cante, con Arcángel, Enrique Soto, Segundo Falcón, no sólo son buenos músicos, buenas personas, también es el ambiente que hay entre nosotros, es un equipo. Algunos de ellos llevan conmigo mucho años. 
¿Cuáles son los planes para los siguientes meses? 
Va a haber una gira por Italia con el espectáculo anterior "Eva", y respecto a este, esperemos que al menos funcione tan bien como el anterior. 
¿Hay lugar para la improvisación en una obra creada para los teatros? 
Sobre todo en el cante, aunque tienes tu estructura y el baile está hoy en un nivel en el que no puedes decir, toca y canta que yo voy a bailar, además es el entorno, como ha cambiado el entorno, y el trabajar en teatros, las cosas se llevan de otra manera, pero a mi no me gusta perder ese "toca y canta y a ver qué pasa aquí", sobre todo en las cosas que yo hago sola porque con un grupo de nueve personas es imposible. Hay momentos en tu vida en que te empieza a faltar gente muy querida, y eso te hace pensar y sentir de otra manera. 
¿Estos cuatro sentimientos se hubieran interpretado de forma muy distinta si bailara un hombre? 
La verdad no sé que contestar, depende de tus vivencias, de cómo sea ese hombre, las diferencias están desde que uno nace, y más dentro del flamenco, el flamenco para mí siempre ha sido un poquito machista. Para mí el flamenco no necesita un hilo argumental, cuando tu estás bailando ya hay una interpretación, no bailas por bailar, por lo menos yo, para mí no existe eso. Desde que estás en el camerino ya estás pensando en cosas, yo no bailo por bailar, de hecho no puedes bailar lo mismo con once años que con treinta que tengo ahora, yo con once años no puedo saber que es ser madre, tener un hijo, no puedo echar de menos cosas que echo de menos ahora, son muchas cosas, para lo bueno y para lo malo todo esta ahí. 
¿Cómo ha cambiado tu vida al formar una compañía de baile propia? 
Primero tienes una responsabilidad enorme, ya no eres tú solo, hay un cuerpo de baile que tienes que cuidar, hay coreografías, hay que transmitir a esta gente cómo soy yo, no es fácil, es poco a poco, hay que conocer a los demás, compartir puntos de vista, que sepan lo que te gusta, lo que no, qué es para ti el flamenco, y aparte la responsabilidad. He tenido la suerte de dar con una manager que trabaja muy bien, respeta y sabe por dónde queremos entrar y por dónde no, tampoco lo tiene fácil, porque no hay un marketing. 
Crees que el flamenco todavía es machista. 
Mira, cuando te preguntan por qué la mujer no está tan presente en el flamenco, yo es que... la mujer ha estado presente siempre, pero sabes que antes el simple hecho de querer cantar o bailar o querer ser artista estaba mal visto, era casi imposible, ahora tu padre te apoya. Hay muchos maridos que han retirado a sus mujeres de los escenarios. ¡Bueno! Claro, y tú veías a esa mujer cantando o bailando y molestaba, así que... pero aun así puedes ver que estaban La Niña de los Peines, Rosalía de Triana, muchas mujeres. 
No hay muchas mujeres tocando la guitarra o con otros instrumentos 
Eso es algo que siempre me he preguntado, creo que se está en ello, poco a poco. 
Es difícil mantener la ilusión cuando hay que representar un espectáculo día a día. 
Si te gusta no, cada vez disfrutas más, mira, es algo que nadie te pregunta, la gente llega al teatro y piensa qué bien o qué mal, se dice que hay esa magia del teatro y todo eso ¿pero qué piensas cuando estás en el camerino? ¿Qué motivos buscas? Eso nadie te lo plantea. Un día estas mejor y otro peor. 
Daniel Muñoz
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada