domingo, 25 de octubre de 2015

Flamenco Géneros del Folklore Sevillanas


Flamenco Géneros del Folklore Sevillanas:

Las sevillanas son un género bailable original de Sevilla que se cantan y bailan según la estructura de las seguidillas, y aunque no están consideradas como palo flamenco propiamente dicho funcionan como género aglutinador de elementos rectores de la estética musical flamenca, y por ello figuran como prototipo de la canción folklórica aflamencada. En el poema del Conde de Noroña titulado "La Quincaida", de 1779, aparecen las sevillanas como un estilo independiente de seguidillas, estilo que aparece muy documentado en todos los bailes celebrados en Sevilla en el siglo XIX influido de forma notable por la escuela bolera de esta época. Existen numerosos tipos de sevillanas diferenciándose la mayoría por la melodía sobre la que se cantan y el modo de acompañarlas, mientras mantienen toda la estructura de cuatro letras de seguidillas separadas entre sí por la posición del baile bolero llamada "bien parao". La estructura formal de las sevillanas es común a todas las variantes: introducción - salida - vuelta - salida - vuelta - salida - cierre - , y entre las variantes más cultivadas destacan las boleras (tradición de la escuela bolera), de las cruces de mayo, corraleras (patios vecinales), bíblicas (con letras referentes al Antiguo Testamento), camperas, marineras (de los barcos que bajan a Sanlúcar), litúrgicas (Nuevo Testamento), de feria, rocieras (dedicadas a la Blanca Paloma, con gaita (flauta) y tamboril), toreras, romeras y mollares. Hacia 1980 las sevillanas cobran nueva popularidad, resurgiendo la práctica del baile y adaptando la música a las nuevas corrientes. En lo musical observamos el proceso de aflamencamiento que sufrieron las seguidillas manchegas hasta definirse como seguidillas sevillanas en su contacto con géneros flamencos como la soleá, los fandangos, etc. La melodía suele ser métrica, prescindiendo en general del canto melismático, y las cuatro seguidillas (de música idéntica) se componen de introducción de 3 o más compases que sirve de preparación al baile; salida (primer verso, 3 compases), vuelta (retornelo instrumental de 3 compases) y letra que consta de tres grupos de compases, los dos primeros de 12 + vuelta y el último de 10 compases, concluyendo así la primera sevillana. Se suelen anunciar a viva voz "segunda", "tercera" y "cuarta", para avisar al baile la coreografía correspondiente. La sevillanas se suelen acompañar con guitarra y palmas, y castañuelas, supliendo al pandero y las sonajas que parece ser fueron en su momento el instrumentarium de las primitivas seguidillas sevillanas. Es baile de pareja y consta de los numerosos pasos pertenecientes en su mayoría a la escuela bolera y la antigua escuela española de palillos, entre los que destacan el paseo, la pasada, el zapateado, el careo, las vueltas, o el braceo. La letra de seguidilla sevillana consta de cuatro versos (heptasílabos primero y tercero y pentasílabos segundo y cuarto) al que se le añade un estribillo de tres versos, resultando una letra de siete versos como corresponde a la forma estrófica de la seguidilla. Es música ternaria, sus coplas se escriben lógicamente como estrofas de seguidillas, y adopta toda clase de tonalidades. Es un género de enorme implantación y conocido por todos. 
SEVILLANAS 
Por lo mudable 3:02 Niña de Brenes 
Guitarra: Ricardo Modrego y Paco de Lucía 
Castañuelas: Curra Jiménez Palmas y Jaleos del Sur (Popular) 
Aroma antiguo, de patios y macetas, de hambres compartidas y fiesta comunal, traen estas antañonas sevillanas corraleras, al aire de la Niña de los Peines, que canta muy requetebién Manuela Lozano, Niña de Brenes (Sevilla, 1901 - 1983). El acompañamiento de guitarras, palillos, palmas crean la atmósfera adecuada a estas cuatro seguidillas de Sevilla, que aparece con mucha frecuencia programada en los teatros andaluces del siglo XIX. La última sevillana cambia el tono para aliviar la uniformidad inherente a esta música, aunque siempre sobre la misma tonada corralera. 
SEVILLANAS 
Por el río 3:49 Pepe de Lucía 
Guitarra: Paco de Lucía 
Percusión: Pedro Ruy-Blas 
Bajo: Carles Benavent (J.M. Évora) 
Nacidas de la inspiración de lsidro Muñoz y su hermano Évora, estas jugosas sevillanas están defendidas por un José Sánchez Gómez, Pepe de Lucía (Algeciras, Cádiz, 25/9/1945), en plenitud y buena compaña. La tanda se encuentra en la tonalidad aguda que pide el registro vocal de Pepe. Entre cada sevillana la guitarra realiza diabluras, en perfecto contrapunto con el toque de bajo de Benavent. 
SEVILLANAS 
A la yala yala 3:29 Salmarina 
Guitarra: Isidro Muñoz (José Miguel Évora / Isidro Muñoz) 
Isidro y Évora son los talentos en la sombra de Salmarina, quinta dimensión de la sevillana coral flamenca. Jamás se conjuntaron así voces flamencas, ni hubo arreglos de tal envergadura en la sevillana… ¡ Y esas melodías, esas coplas ! Arte. La riqueza rítmica domina durante todo el número, llenando los cantables de síncopas, poniendo el acento flamenco. 
SEVILLANAS - GUITARRA 
Cobre 3:09 Paco de Lucía (Paco de Lucía) 
Aún estando bajo el modelo propuesto por Sabicas, esta importante composición abre el género bailable por excelencia del folklore musical de la capital andaluza, las sevillanas, a una nueva dimensión, en el plano melódico y armónico principalmente. Escuchamos el acompañamiento de palmas y el bajo que otorgan al sonido general un aroma de carácter moderno y renovado. Sobre un acompañamiento de palmas y el bajo, cada una de las cuatro seguidillas está en una tonalidad, dotando de variedad al número: 1ª mayor, 2ª modal, 3ª menor, 4ª modal.
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada