sábado, 3 de enero de 2015

Tablao Villa Rosa Flamenco Madrid



Tablao:

Desde 1911 promocionando y apoyando el Arte Flamenco
Madrid ha sido y es la capital del flamenco desde principios del siglo XX. Artistas de toda índole y condición llegan para alcanzar fama y prestigio. Aquí se forman las primeras compañías, se estrenan los mejores espectáculos y se consagra el género flamenco tal como hoy lo entendemos.
Si preguntásemos a un aficionado por los lugares flamencos más emblemáticos del Madrid de los años 20, muy posiblemente el primer nombre que citaría sería el de Villa-Rosa.
Villa-Rosa se fundó por el 1911, en el lugar donde estaba un viejo molino de chocolate. Sus primeros dueños fueron los picadores Farfán y Céntimo junto con el banderillero Alvaradito y estuvo funcionando como freiduría andaluza y bar de tapas y chatos hasta 1918.
En 1918 se traspasó al valenciano Rafael Marcos Colombí, que lo utilizó como restaurante año y medio aproximadamente.
En 1919 el local pasó a manos de dos camareros del cercano bar Viña P; Antonio Torres y Tomás Pajares quienes lo transformaron totalmente. Instalaron un hermoso mostrador de madera y un artístico artesonado sostenido por columnas sobre las que cabalgan arcos apuntados lobulados que rememoran a la misma Alhambra de Granada y unas paredes policromadas de azulejos, todo a estilo arábigo andaluz. Todas las escenas interiores pintadas sobre azulejos son de temática flamenca y taurina y fueron realizadas por los mejores ceramistas de Madrid Antonio Ruiz de Luna y Julián Santacruz, que dicho sea de paso, el primero también fue el autor creador de todas las cerámicas que indican los nombres de todas las calles de la de la zona centro de Madrid.
Esta bella decoración y una esmerada cocina regional pronto hicieron del local un negocio rentable.
La fachada exterior es de 1927 y es obra del maestro sevillano Alfonso Romero Mesa. Está formada de cuadros y relieves de cerámica representando a Colón, La Plaza de España sevillana, La Alambra, Córdoba, La Cibeles, El Retiro, los Jardines de Murillo y Málaga desde el monte de Sancha.
En el 1921 se disolvió la sociedad entre Torres y Pajares, quedándose éste último con el local.
villa rosa a finales de los 70
En este contexto histórico emerge la figura del Don Antonio Chacón, cantaor jerezano que recoge toda la tradición flamenca de los grandes maestros del XIX como Silverio, o Enrique el Mellizo, aportando una nueva estética y alejándose de la imagen tópica del cantaor con patillas de boca de hacha y aspecto de bandolero. Chacón es un hombre de exquisita educación, refinado, culto, que frecuenta las reuniones de los intelectuales de su época y viste con elegancia.
Su voz y su técnica se asemejan a las de un tenor lírico, con lo que unido a su talento musical y creativo, contribuye de forma esencial al desarrollo de una nueva forma de interpretar y de entender el flamenco, perfeccionando lo ya existente y poniendo en boga estilos como la malagueña, la granaína, los estilos levantinos y las milongas americanas. Por aquel entonces las relaciones entre Don Antonio Chacón y el propietario de Los Gabrieles, local de la calle Echegaray donde Chacón sentaba cátedra de Papa del flamenco desde hacía unos cuantos años, no estaban en su mejor momento.
Tomás Pajares, sabedor de ésta circunstancia y del éxito de Los Gabrieles debido a la presencia de Chacón, ofreció su local al gran cantaor para que dispusiera de él a su gusto y Don Antonio firma un contrato que le unirá de forma permanente a Villa Rosa junto con su alter ego, el guitarrista madrileño Ramón Montoya.
D. Antonio Chacón
En efecto, Don Antonio se trasladó a Villa-Rosa con todo su séquito de cantaores, guitarristas y aficionados de notable poder económico. Y entonces comienza la leyenda del que se convertirá en el templo del flamenco en Madrid.
La nueva etapa se inició con una fiesta organizada por el Conde de los Andes, buen aficionado, en honor de Chacón. Le acompañaron el gran guitarrista Ramón Montoya y el cantaor Manolo Pavón. Don Antonio desplegó su amplio repertorio rodeado del público más distinguido. Se dice que allí hubo 21 títulos nobiliarios y que la Plaza de Santa Ana estaba llena de coches blasonados.
Desde entonces en Villa-Rosa se escucharon los ecos de los mejores cantaores y guitarristas, todos ellos capitaneados por D. Antonio Chacón, considerado el Rey del Cante Flamenco Andaluz, convirtiéndose en centro de reunión donde alternaban los viejos maestros consagrados con las nuevas generaciones que darán paso a la denominada Ópera Flamenca con grandes espectáculos que recorrerán todo el país y que convertirán el flamenco en un fenómeno social.
Los “señoritos” amantes del flamenco pasaban noches deleitándose con el cante y guitarra en los reservados que en la planta de abajo había, escuchando de forma privada a los artistas que ellos mismos elegían. Y es que antiguamente… la parte de arriba era también lugar de reunión de muchos aficionados, bohemios como Hemingway, actrices atraídas por los toros y el flamenco como Ava Gadner; gente del mundo del toreo, como Dominguín; de la militancia, como Primo de Rivera; e incluso de la monarquía: el rey Alfonso XIII –de quien se dice accedía a Villa-Rosa por los pasadizos que comunicaban el local y el Palacio Real-
Todos ellos frecuentaban el colmao y los artistas alternaban con ellos entre cantes, toques y chatos con el fin de que los señoritos se fijasen y les contratasen para actuar única y exclusivamente para ellos en las salas privadas. Este carácter de privacidad es elemental en una época en la que el Flamenco todavía sigue siendo mal visto por las altas esferas sociales, envuelto en turbias leyendas y etiquetado como un género de baja estofa.
gabinete privado Villa Rosa Sala El Quijote
Sala Privada “El Quijote”, Tablao Villa-Rosa
Gabinete El Quijote Villa-Rosa
Fiesta privada en la Sala “El Quijote” Rita Ortega, su hermano José Ortega, Niño Pérez, Pepe de Badajoz, Juanito Mojama y Pepita Caballero. Fuente: Revista Estampa Madrid 27.12.1930
Por allí pasaron los cantaores Fosforito el Viejo, Escacena, Rafael Pareja, Pepe de la Matrona, Fernando el Herrero, Teresita Mazantini, .El Macareno, Diego Antúnez, Juanito Mojama, Pepa Oro, Diana, el Niño de las Marianas, Bernardo el de los Lobitos, el Niño de Cabra, la Niña de los Peines, Manuel Torre, Jacinto Almadén, Antonio Valdepeñas, etc.
Los guitarristas Ramón Montoya, Miguel Borrull, Juan Gandulla “Habichuela”, los hermanos Luís y Antonio Molina, Ángel Baeza, Mariscal, Ángel Zurita, Javier Molina, Manolo de Huelva, Pepe de Badajoz,etc.
Y los bailaores/as Estampío, Faico, Toni “El Pelao”, etc.
Don Antonio Chacón siguió reinando en Villa-Rosa hasta que falleció en 1929 y el local continuó siendo el centro del flamenco madrileño, sin duda debido al tremendo impulso que le dio Don Antonio, hasta 1963, en que cerró. Durante esta época pasaron muchos más artistas que hoy son de gran renombre como Fernanda de Utrera, Lola Flores, Imperio Argentina, Juanito Valderrama, Juan Varea, Miguel de Molina, Antonio Mairena, Antonio Arenas, José Antonio Díaz Fernández “Chaquetón”, Pepe Marchena, etc…
Antiguo escenario Villa-Rosa
antonio el chaqueta villa Antonio “El Chaqueta”
ava Ava Gardner
imperio argentina Imperio Argentina
Miguel de Molina
juanito valderrama Juanito Valderrama
Pastora Imperio
Un año después volvió a abrir y continuó hasta los últimos años 70, pero sin su antiguo esplendor.
En los 80 se reabre como sala de fiestas y vive los mejores años de la movida, es en esta época cuando el gran cineasta español Pedro Almodóvar graba una escena de su afamada película “Tacones Lejanos”, en la que intervienen el cantante Miguel Bosé y las actrices Victoria Abril y Marisa Paredes.
miguelboseyalmodovarvillarosa
Rodaje Tacones Lejanos, Pedro Almodóvar y Miguel Bosé
De octubre de 2.002 a mayo de 2.009, siendo todavía sala de fiestas, las actividades flamencas se reanudan en Villa-Rosa de la mano del mismo equipo que ha estado siete años, programando recitales de flamenco 3 días a la semana con notable éxito y bajo la dirección artística del propietario de la sala Juglar, Javier Guerra.
Durante ese periodo de tiempo actuaron en dicha sala lo más granado del flamenco de raíz, ese flamenco que no necesita de otros instrumentos más que la voz del cantaor y la guitarra, que no requiere adornos innecesarios y que ha sobrevivido, y lo seguirá haciendo, a modas más o menos pasajeras por estar alejado de ellas..
Los cantaores que pasaron durante esta nueva etapa fueron:
El Torta, Fernando de la Morena, Luís el Zambo, Gaspar de Utrera, Fernando Gálvez, Fernando Terremoto, Mariana Cornejo, Carmen de la Jara, Felipe Escapachini, José Vargas “El Mono”, Diego Rubichi, Eva Rubichi, Diego Agujeta, Dolores Agujeta, Vicente Soto, Enrique Soto, Antonio Agujeta, Lorenzo Gálvez “Ripol”, Manuel Malena, Antonio Malena, Mateo Soleá, Alfonso Carpio “Mijita”, Paco Peña, J. A. Zarzuela, Luís Moneo, Luís de Pacote, Canela de San Roque, José Méndez, Jesús Méndez, Manuel Requelo, Ángel Vargas, Juan Cantero, Joaquín el Zambo, José Segovia “Canela hijo”, Antonio Reyes, Nazaret Cala, La Bronce y Gabriel Cortés, Ezequiel Benítez, Nano de Jerez, Paco del Pozo Carpintero y Cancanilla de Marbella, Elu de Jerez y Salmonete.
Y los guitarristas:
Curro de Jerez, Antonio Carrión, Antonio Higuero, Alberto San Miguel, Pepe Núñez, Pascual de Lorca, David Serva, Santiago Moreno, Juan Manuel Moneo, Juan Jiménez “El Petaca”, Domingo Rubichi, Diego Agujeta y El Mami.
Y los bailaores/ bailaoras:
Jonatan Miró, Guadalupe Torres y Belén de la Quintana.
El propósito del equipo de producción artística era el de ofrecer una programación de tres días a la semana y aunque los espectáculos eran buenos y de calidad artística, el precio que debía pagar el Director Artístico por alquilar Villa-Rosa, 3 horas al día durante 3 días a la semana era muy elevado y al alternarse la actividad de sala de fiestas con la de Tablao Flamenco no consiguió posicionarse como esperaba por lo que finalmente en 2009 villa-Rosa deja de ofrecer espectáculos flamencos. La vida como sala de fiestas llegó a su fin en 2011. Es entonces, concretamente el 10 de marzo de 2011, cuando uno de los más importantes empresarios hosteleros de la zona y amante del flamenco, D. Jesús Rodríguez Cerezal, se hace con el mítico local con el claro objetivo de que Villa-Rosa sea aquello para lo que fue creado y tiene que seguir siendo: El Santuario del Flamenco en Madrid, convirtiendo la sala nuevamente en Tablao y ofreciendo buena gastronomía española y espectáculos de altísima calidad todos los días, con artistas de reconocido prestigio nacional e internacional y bajo la dirección artística del coreógrafo y bailaor flamenco Jonatan Miró
Creemos que Madrid necesita una programación de flamenco, estable, variada y de calidad, por ello nuestros espectáculos varían todos los días contando con un circuito de alrededor de 40 artistas de primera línea y mostrando siempre en nuestras actuaciones respeto, seriedad y valores tradicionales de este gran arte, ya reconocido como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por La Unesco el 16 de noviembre de 2010.
Circuíto de Artistas que actúan actualmente en el Tablao Flamenco Villa-Rosa de Madrid:
Cante: Ismael de la Rosa, Juan Debel, Matías López, Antonio Fernández, María Mezcle, Eva Ruíz “La Lebri”, Manuel “El Zambullo”, Manuel Tañé, Gabriel de la Tomasa, David de Jacoba, Juan José Amador, Juañares, Chelo Pantoja, Roberto Lorente, Loreto de Diego, Naike Ponce, Alfredo Tejada, Leo Triviño, David Vázquez, El Trini de la Isla, Mónica “La Chicuela”, Saray Barrul, Eva Durán, Pedro Obregón, Sandra de Paula, Sandra Carrasco, etc…
Toque: Jesús Núñez, Víctor Márquez “El Tomate”, Diego Losada, Pino Losada, Fernando de la Rua, Carlos de Jacoba, Camarón de Pitita, Amir Jhon Addad “El Amir”, Antonia Jiménez, Luis Miguel Manzano, Manuel Cazas, Francisco Vinuesa, Paco Fernández, Juan Habichuela (nieto), Antonio Sánchez, “El Fiti”, Flavio Rodrígues, etc…
Bailaoras: Anabel Moreno, Lucía “La Piñona”, Inmaculada Aranda, Tamar González, Belén de la Quintana, Alejandra Hernández, Soraya Clavijo, Sandra “La Negra”, Elena “La More”, Guadalupe Torres, La Popi, Olga Llorente, Irene “La Sentío”, Claudia Cruz, Olga Pericet, Anabel Rivero, Almudena Serrano, Gema Moneo, Vanesa Coloma, Isabel Rodríguez, Mónica Iglesias, Carmen González, Rosana Romero, Lidón Patiño, etc…
Bailaores: Jonatan Miró, David Coria, Pol Vaquero, Adrián Santana, Manuel Liñán, Juan Amaya “El Pelón”, Marco Flores, Pedro Córdoba, David Paniagua, Juan Fernández, Ricardo Moro, José Manuel Álvarez, José Maldonado, José Jurado, Pepe Flores, Pablo Fraile, “El Rapico”, Moisés Navarro, Jesús Carmona, Nino de Los Reyes, Isaac de Los Reyes, El Choro, Stefano Domit, etc…
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario