miércoles, 14 de enero de 2015

Estilo flamenco La alboreá


Flamenco:

Estilo flamenco que se canta, por lo general, en coplas de cuatro versos de seis sílabas y un estribillo. Es el cante ritual de las bodas del pueblo gitano y que se conoce también con otras denominaciones como albolá, alboleá o arbolá. Las letras hacen referencia, generalmente, a la virginidad de la novia.
Los gitanos han mantenido siempre que el cante por alboreá era patrimonio suyo, cuestión ésta que ha sido objeto de muchas críticas. Según Manuel Barrios ("Proceso al gitanismo") esta costumbre fue común del pueblo español durante muchos siglos, y critica la posición exclusiva y excluyente en la que se posiciona a este respecto al pueblo gitano. Dice este autor textualmente, refiriéndose a la boda gitana y su ritual: "...y es que esa misma boda, con el pañuelo en el que nacen las tres rosas —es decir, la desfloración manual con sus tres manchas de sangre— no es rito calé, sino castellano. Produce cierta tristeza destruir mitos salvajes y bellos, pero aquí estamos para hablar en serio y decir que la bárbara costumbre castellana se deroga cuando en España dejan de reinar los Austrias". La descripción que hace Barrios de la finalidad del rito y la prueba de la virginidad de la novia se expresa poéticamente en una de las letras, quizá la más conocida, del cante por alboreá:

En un prado verde
tendí mi pañuelo
salieron tres rosas
como tres luceros.
Levanta y no duermas más
que por la mañana tendrás lugar.
¿Donde está el padre de la novia?
Que ya su hija salió con victoria.
Barrios cita como ejemplo, que respalda su argumentación, que la propia Isabel la Católica se sometió a la prueba de virginidad.
Por su parte Hipólito Rossy dice con relación a este estilo: "Es extraño que se cante en castellano, sin palabras calés, siendo como se dice un cante gitano".
Se suele distinguir por algún autor entre la alboreá de los gitanos de la baja Andalucia (Sevilla y Cádiz) que se considera la verdadera y auténtica alboreá flamenca, de la alboreá que se canta en algunos otros puntos andaluces, como Córdoba, Granada y Jaén, incluso en la propia Extremadura.
Se supone que la alboreá como estilo de cante aparece con las primeras manifestaciones del flamenco, a mediados del siglo XIX. En esa época el pueblo gitano aflamencó los cantes que se realizaban en las bodas, interpretándolos sobre el compás de una soleá ligera o de una soleá por bulerías. Molina y Mairena opinan que "numerosos cantes flamencos, desde la caña hasta la soleá, el romance y las bulerias, manifiestan íntimo parentesco con ella", refiriéndose a la alboreá flamenca que se canta en Sevilla y Cádiz y sus respectivas provincias, no considerando del mismo rango a la que se canta en el resto de Andalucía.
La alboreá ha sido un cante cuyo ámbito de expresión siempre quedó circunscrito al círculo íntimo de la familia gitana. No obstante, y a pesar de que la exteriorización de este cante siempre ha sido juzgada por los gitanos como una profanación, la alboreá se encuentra grabada por cantaores gitanos en antologías flamencas y cantada en tablaos y festivales, aunque, eso sí, de forma limitada, debido a la creencia en la raza calé de que cantarla fuera del ámbito gitano traía mala suerte. Consecuencia de todo ello fue que la nómina de cantaores por este palo siempre ha sido corta y así podemos citar a Agujetas el Viejo, Joselero, Rafael Romero y pocos más.

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario