martes, 8 de marzo de 2016

Flamenco Trinidad Huertas Málaga


Biografía:

Trinidad Huertas. Málaga, hacia 1860. Bailaora y guitarrista. En 1879, 1880, 1881 se tienen las primeras noticias de ella, cuando actuaba en el Teatro Eguilaz de Jerez. Fue primera en muchas cosas: en bailar vestida de hombre, en bailar las soleares tal como se conocen hoy, zapateando. Fernando el de Triana -siempre él, para el flamenco de esta época- nos introduce en su personalidad en los siguientes términos: "En su fotografía se aprecia de pronto que es el prototipo de la majeza, el arte y la simpatía (...) Al compás de las diferentes suertes del toreo, hace con los pies verdaderas filigranas, llenas de ritmo y arte depurado. El baile de hombre lo ejecutaba maravillosamente; fue la primera lumbrera como mujer vestida de hombre, con traje corto..." Bajo el título de Paris flamenco, una crónica publicada en la revista sevillana La Andalucía del 27 de marzo de 1887 nos presenta a Trinidad Cuenca a la cabeza de las bailaoras del espectáculo La Feria de Sevilla: "Sube de punto el entusiasmo cuando Mademoiselle Cuenca, a la vez que baila una suerte de zapateo, simula las varias suertes del toreo. Empieza con las de capa, que maneja con mucho aquel. Sigue con las de pica; y es de verla hacer el piquero tumbón, que nunca se encuentra el bicho en suerte; luego, a fuerza de broncas, decidirse a salir a los tercios, brindando al tendido, y poner una puya en su sitio; recibir, por fin, un batacazo, e ir en demanda de la barrera, satisfecha y cojeando, después de perder la aleluya. No se puede pedir más gracia. Y, sin embargo, falta aún ver dos suertes finales: la de banderilla ("Piedra" está al quite), en que Guerrita se queda achicado, y la Cuenca ridiculiza los timos de los chicos; y la de matar, que empieza con un brindis de salero y termina con una estocada que el matador da a su suegra".
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada