martes, 15 de marzo de 2016

Entrevista histórica a Diego del Gastor


Entrevista histórica a Diego del Gastor:

Extraída de la colección de video Rito y Geografía del Toque. Publicado por Alga Editores. 
Sus esquemas no corresponden a ningún molde. Esa vida suya, marginada por propia voluntad del mundo comercial flamenco, no podemos encasillarla en cualquier grupo, ni se corresponde con ningún ejemplo. Todo intento de posible comparación es nulo en la circunstancia de Diego el del Gastor. Hoy en día, el flamenco posee suficientes medios de comunicación, ya se trate de tablaos, de discos, o de espectáculos. Las condiciones para lograr estos medios no poseen dificultad, dado el creciente auge de este arte y su difusión e interés por todo el mundo, y más tratándose de guitarristas, ya que numéricamente son inferiores a los cantaores, por lo que pueden desarrollar su trabajo con más asiduidad. Por lo tanto, el hecho de que Diego el del Gastor renuncie a este tipo de profesionalidad, amparándose en una insobornable independencia, hacen de él un guitarrista distinto, con otros sonidos al que habitualmente estamos acostumbrados, con unas falsetas y unos matices surgidos en la mayoría de la pura intuición y de forma improvisada, que lo convierten, a pesar de no salir del pueblo donde vive, Morón de la Frontera en la provincia de Sevilla, en uno de los maestros actuales de la guitarra. 
Nací en Arriate en 1908 el día 15 de marzo, en la calle Ronda nº 8. Después me bautizaron en Ronda, en la calle Sevilla nº 120. El bautizo mío duró cinco días. Fue una cosa bárbara. Bueno, después cuando se hizo el bautizo, entonces fue mi padre donde vivía, Arriate. Después se fue a El Gastor. Estuvo unos pocos de años, ocho o diez años, y de El Gastor se vino a Morón. Gastor a Morón, y estuvo cuarenta años, el tiempo que llevamos aquí. Mi padre murió, mi madre también. Quedamos los hermanos. 
¿Cuándo ustedes llegaron aquí, a qué se dedicaban? 
Mi padre, a tratante de caballería. Tratante muy fuerte. Los más fuertes que había por aquí.
 ¿En aquellas fechas, estaban ustedes en muy buena posición? 
Muy buena posición, muy buena, muy buena. Mi padre se vino aquí. Y ya hacía negocios aquí. Luego iba a El Gastor de negocios. Venía mi padre. 
¿Diego, tiene algo que ver la familia Amaya de la célebre Carmen Amaya, con los Amaya Flores? 
Me parece que no porque hay los Amaya de Ronda, pero que es una familia, y la familia de Carmen Amaya, pero que es otra. 
Una cosa que hace mucho tiempo que te quería preguntar: ¿Todos los Amaya son gitanos? 
Todos. Con la m son Amaya. ¿Usted sabe música, Diego?
Algo, algo. Empecé a estudiar música. Estudié la primera, la segunda y la tercera parte de solfeo. Hice algunos ejercicios y toqué algunas obras de concierto. 
¿Le ha servido para la guitarra saber música? 
Mucho, mucho me ha servido. 
¿Cree que para la guitarra flamenca es necesario saber música o no? 
Hombre, los conocimientos siempre son necesarios. Luego para tocar flamenco, eso ya va de dentro. Y para sentir la guitarra, después de aprender a tocar flamenco, hay que sentir. Pero siempre es una ventaja, una ventaja. 
¿Qué diferencia encuentra Ud. entre la época de la guitarra de hace por ejemplo cuarenta o cincuenta años, y la de ahora, la actual? 
Hoy se toca con más velocidad. Se toca, se domina la guitarra. Mucho. Hoy hay unos chavales que tocan divinamente, claro. El sentir de la guitarra es una cosa, y el ejecutar es otra. 
¿Qué diferencia ve Diego entre el guitarrista solista, concertista, y el guitarrista para acompañar? 
Hombre, eso es diferente. Ya está hecha la diferencia. Para acompañar hay que estar pendiente del cantaor, no hay nada más que estar pendiente del cantaor, y el solista puede tocar lo que él siente, y está independiente de acompañar. Una diferencia muy grande. Es la diferencia de él que toca para cante. Tiene mucho mérito también. 
¿Qué hace normalmente todos los días? ¿Cuál es su vida? 
Pues todos los días tomo una copa con mi amigos, como aquí mi amigo Vicente, y otros más. Y tomar una copa, y hablar de lo que nos gusta a nosotros, de cante, de toque y de arte. 
¿También parece que da usted clases a norteamericanos que vienen a aprender aquí a Morón, no? 
Muchas clases. A los americanos. No solamente a los americanos. De Finlandia, de... de Francia, de Italia, y de...¿Cómo es? Suecia pero.... hay otra... 
¿Grecia? 
Grecia no, más para allá. ¿De Japón? Más para allá. ¿Cuál es la...? 
¿Australia? 
¡Australia!. Aquí mismo están en Morón ahora mismo. 
¿Y da clases a todos? 
A todos. Y son inteligentes, y les gusta mucho. 
En Morón hay mucha afición a la guitarra. ¿Por qué en Morón hay tantos guitarristas y tan poco cantaores? ¿Es quizás por influencia de Ud.? 
Es suelo de guitarristas. En Morón, desde hace mucho tiempo, siempre ha habido un guitarrista. 
¿Desde dónde viene esta tradición, desde qué época la tradición de guitarristas? 
Hombre, la época que conozco, de hace cincuenta años para acá. Siempre he visto un tocaor. Pepe Mesa, luego Pepe Naranjo. En fin, éstos han sido los guitarristas. 
¿Usted a cuáles considera como maestros de guitarra? ¿Cuáles fueron sus maestros en el principio, cuando Ud. empezaba a tocar, a aprender? 
¿Bueno, cuando yo empecé? 
Sí. ¿Quienes fueron sus maestros? ¿Quien le enseñó a usted a tocar la guitarra? 
Yo tuve un hermano mío que me puso lecciones, Pepe Naranjo. Y después ya yo buscaba a quien escuchar. Una vez escuché a Montoya, otra vez al Niño Ricardo. Niño Ricardo siempre, iba detrás de él siempre.
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada