miércoles, 4 de noviembre de 2015

Flamenco Diego Amaya Flores Málaga


Biografía:

Diego Amaya Flores, guitarrista gitano de un arte jamás conocido, de una gran afición que entusiasmaba con su toque a la guitarra, era conocido en el mundo de la guitarra con el nombre artístico de DIEGO DEL GASTOR, nació en Arríate (Málaga), el día 15 de Marzo del año de 1908 y murió en Morón de la Frontera (Sevilla), en el año de 1973. Vivió desde niño en El Gastor (Cádiz), hasta 1923, año que se avecindó en Morón de la Frontera, donde tuvo como maestros a su hermano Pepe y a José Naranjo Solís. Su trayectoria artística se desarrolló principalmente en reuniones de cabales, salvo esporádicas actuaciones en público y en programas de televisión, lo que no fue impedimento para que su fama llegara a ser universal, dadas las características personalísimas de su toque, con el que acompañó a grandes figuras del cante, pertenecientes a distintas generaciones Su arte ha suscitado poemas de José Bergamín y Alberto García Ulecia entre otros autores, así como glosas exaltativas de numerosos flamencólogos, entre las que seleccionamos los siguientes párrafos: Francisco Ayala: «El toque de Diego contiene más alma -más duende- que el toque de cualquier otro guitarrista flamenco hoy día. Diego no se adhiere a la corriente moderna de la velocidad y el lucimiento personal, admitidamente necesarios para aquellos que deben competir en el ambiente comercial del flamenco. Por el contrario, retiene tenazmente la sencillez de los tiempos pasados, antes de que la guitarra flamenca se convirtiera en un instrumento de virtuosismo, cuando todavía era fundamentalmente un medio genuino y primitivo de expresar lo hondo... Otras facetas que contribuyen a la grandeza del toque de Diego son su exquisito talento para acompañar el cante especialmente el cante gitano y el hecho de que mucho del material que toca es de su propia creación, el cual, en la actualidad, forma el núcleo de una auténtica escuela y estilo. Pero lo más importante de todo no es lo que toca, sino cómo lo toca. Diego posee el corazón y el talento de convertir, incluso la falseta más anodina, en una red que va tejiendo, hasta capturar la más pura expresión de un arte, que no es simplemente un aluvión de notas, sino una expresiva combinación de música y alma». Juan J. García López: «En el Japón su estilo está pedagógicamente sistematizado en los conservatorios; en Nueva York existe una escuela de guitarra que estudia sus formas y modos artísticos. Esta escuela lleva su nombre. Por España e Ibero América el mensaje lo portan sus sobrinos, fieles traductores a la casa y al noble empeño de Diego: Un sello que no se vende». Fernando Quiñones: «Su clase guitarrrística correspondía a una personalidad humana, simultáneamente poderosa y delicada. Su toque, abundante en variaciones muy originales y flamencas. Con él pierde la guitarra una de sus mejores figuras». Julio Vélez: «Al final de sus actuaciones en público a las que Diego tenía tanto miedo, y tras los aplausos, no inclinaba la cabeza en señal de agradecimiento, sólo mostraba la guitarra, y con una mirada especial parecía recordarnos que sólo hacía lo que la guitarra le dijese que hiciera. En estos festivales, Diego era bien distinto a las reuniones de amigos. Lo que en éstas eran el valor y la entrega, en aquéllas eran el miedo y el respeto. Diego no gustaba del aplauso y el ruido, sólo pertenecía al silencio, y al final, el ruido pudo más que él mismo. El silencio que alrededor de su persona quiso construir fue roto por comerciantes y vendedores de música. Cintas con grabaciones de Diego atravesaron las fronteras y fueron vendidas a precios desorbitantes. Mientras Estados Unidos podía oír el toque de su guitarra, en muchas comarcas españolas continuaba completamente ignorado. Mientras más contratos rechazaba, más venían. Mientras más se ocultaba, más buscado era» El mismo año de su muerte, 1973, la Cátedra de Flamencología y Estudios Folklóricos Andaluces de Jerez de la Frontera, le otorgó el Premio Nacional de Flamenco, correspondiente a la enseñanza y la maestría. Participó en la antología discográfica Archivo del cante flamenco, y el programa televisivo Rito y geografía del flamenco tiene por sintonía su guitarra. Al morir, fue suspendido el tradicional festival El Gazpacho de Morón, y en 1974, en Morón de la Frontera se rotuló una calle con su nombre y tuvo lugar el 13 de julio, en los Jardines de la Alameda, la inauguración de un monumento a su memoria, consistente en un busto obra de Juan B. Britto, con la asistencia de las autoridades locales y la presencia de numerosos artistas, entre ellos Antonio Mairena. Fernanda y Bernarda de Utrera, Joselero, El Andorrano y Ansonini, gran cantidad de aficionados, miembros de tertulias y peñas flamencas y flamencólogos. EL CICLO FLAMENCO Y UNIVERSIDAD RINDE HOMENAJE A DIEGO DEL GASTOR Mañana miércoles 26 de marzo a las 19,00 horas se inaugura en la Fundación Cruzcampo la jornada universitaria “Flamenco y Universidad” dedicada a Diego del Gastor. El encuentro organizado por la Secretaría General de Universidades e Investigación de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, cuenta con la colaboración de la Agencia Andaluza de Flamenco. La jornada tiene como objetivo potenciar el conocimiento riguroso del flamenco y su difusión desde el ámbito universitario como motor de la investigación y el estudio de este arte, en colaboración con las instituciones públicas. CONVOCATORIA A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Inauguración, I Jornada Universitaria “Flamenco y Universidad: Diego del Gastor” DIA:Miércoles, 26 de marzo HORA: 19,00 LUGAR:Salón de Actos de la Fundación Cruzcampo Avenida de Andalucía, s/n Sevilla Presentación El Arte Flamenco constituye el más claro exponente de la identidad cultural Andaluza. Es conveniente potenciar, tanto el conocimiento riguroso del mismo como su difusión, contribuyendo de este modo a la consecución de los objetivos descritos en el Estatuto de Autonomía: "Afianzar la conciencia de identidad andaluza, a través de la investigación, difusión y conocimiento de los valores históricos, culturales y lingüísticos del pueblo andaluz en toda su riqueza y variedad". La Universidad como motor de investigación e impulsora del desarrollo cultural debe fomentar el estudio y la investigación sobre este Ar te, por ello las Universidades Andaluzas a través de Seminarios, Cursos o Programas de Doctorado, desarrollan una labor de difusión y estudio con todo el rigor científico que esta manifestación cultural se merece. Actividades que son apoyadas por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa. Para conseguir estos objetivos se ha iniciado una serie de actividades, una de ellas es la celebración de un ciclo de conferencias sobre figuras sobresalientes del Flamenco donde se analicen y se expongan las Investigaciones recientes sobre este Arte. En esta ocasión está dedicada al estudio cíe la figura de Diego del Gastor, así como el contexto social en el que vivió. En la realización cíe estas jornadas colaboran: Universidad de Sevilla, Universidad Pablo de Olavide, Universidad Internacional cíe Andalucía, Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, Bienal de Flamenco de Sevilla, Comisión del Centenario de Diego del Gastor, Foro Flamenco de Morón y patrocina la Fundación Cruzcampo. A todas ellas les expresamos nuestro agradecimiento por su colaboración y apoyo. Rafael Infante Segundo Falcón "Apuntes en torno al toque solista y de acompañamiento de Diego del Gastor" 20:30 Recital: "Recordando a Diego del Gastor" Guitarra: Paco del Gastor y sus nietos El Gastor de Paco Antonio del Gastor Cante: Jesús Heredia Diego Núñez, "E1 Cabrillero" 21:30 Aperitivo Fecha: 26 de marzo de 2008 Lugar: Salón de Actos de la Fundación Cruzcampo Avda. de Andalucía. Sevilla "Flamenco y Universidad" Diego del Gastor 19:00 Inauguración y Ponencias Ángel Luis Cañete: "Vida e Historia de la guitarra de Diego" Máximo López Jiménez: "La poesía en Diego del Gastor" Manuel Pérez Luna: "Perfil humano y contexto socio-cultural de la época" Antonio Torres: "Vivencia junto a Diego del Gastor" Pedro Luis Vázquez: "Apuntes en torno al toque solista y de acompañamiento de Diego del Gastor" 20:30 Recital: "Recordando a Diego del Gastor" Guitarra: Paco del Gastor y sus nietos El Gastor de Paco Antonio del Gastor Cante: Jesús Heredia Diego Núñez, "El Cabrillero" 21:30 Aperitivo Fecha: 26 de marzo de 2008 Lugar: Salón de Actos de la Fundación Cruzcampo Avda. de Andalucía. Sevilla Morón homenajea a Diego del Gastor en la semana del Festival 'Gazpacho andaluz' Desde el 21 al 26 de julio se celebrarán numerosas actuaciones, marcadas por el centenario del nacimiento del guitarrista Morón de la Frontera celebra su Semana Cultural del 21 al 26 de julio con una serie de conciertos en torno al célebre guitarrista flamenco Diego Amaya Flores, más conocido como Diego del Gastor, del que se cumplen cien años de su nacimiento. Las festividades culminarán con la cuadragésimo segunda edición del festival flamenco 'Gazpacho Andaluz'. Durante toda la semana se desarrollarán actuaciones en la Plaza de Abastos a partir de las diez de la noche, salvo el viernes y el sábado, en los que el escenario de la fiesta se trasladará a la plaza de toros desde las 22:30. El lunes, el martes y el miércoles la entrada será libre, no así las siguientes jornadas: el jueves costará cinco euros; el viernes, diez, y el sábado, quince. El jueves Paco Delgado El Leri ofrecerá un recital de guitarra acompañado del cuadro flamenco 'Mercedes de Morón'. Al día siguiente se celebrará el acto 'Diego en el recuerdo', con Juan Luis Cabrera, Alfonso Luna, Antonio Ruiz El Carpintero y Paco Camacho al cante; la guitarra de Paco de Amparo, el cuadro flamenco de Pepe Torres y la colaboración especial de los nietos de Paco del Gastor. El sábado, día del 'Gazpacho Andaluz', se darán cita el cuadro flamenco de Juana Amaya y los cantaores José Menese, Carmen Linares Cancanilla de Marbella, Marina Heredia y Luis el Zambo. Como artista invitado, Paco del Gastor. Además, desde el viernes 18 de julio permanerá abierta una exposición fotográfica acerca de Diego del Gastor en la Tertulia cultural flamenca 'El gallo', en el número ocho de la calle Calzadilla. Pepe Torres, en la presentación del evento, aseguró tener "mucha ilusión" y estar dispuesto "a poner "toda la carne en el asador" por el homenajeado y el pueblo de Morón de la Frontera. Diego del Gastor, aunque nacido en Arriate (Málaga) y criado entre El Gastor (Cádiz) y Ronda (Málaga), fue el creador y máximo estandarte de la Esuela de toque de Morón, donde pasó la mayor parte de su vida y desarrolló su actividad artística. Diego del Gastor cumple hoy cien años de leyendas y bordones En la localidad serrana de Arriate sonaron bordones de fiesta hace hoy cien años. El 15 de marzo de 1908 nació en este pueblo blanco de la orografía rondeña Diego Amaya Flores. Y de calle en calle vino a parar a Morón de la Frontera. Nació en la calle Ronda de Arriate y se bautizó en la calle Sevilla de Ronda. Y en medio estaba El Gastor, villa que quedó impresa en su nombre artístico para los restos. Diego del Gastor es uno de los personajes más legendarios que ha dado la historia del flamenco. Logró ser conocido en todo el mundo sin salir jamás de Morón. Nunca tocó fuera de allí. Y el estadounidense de Minnesota Donn Pohren, recientemente fallecido, compró la finca Espartero a las afueras de la localidad sevillana en 1961 para que allí vinieran a parar cientos de hippies buscando el flamenco de personajes como Fernandillo y Anzonini que se escondía tras el toque nigromante de aquel gitano señorial. Porque Diego era un caballero de la gitanería. De buena familia. Era un hombre tan culto como huraño, distante con los forasteros y uña y carne con sus vecinos. Por eso se ha escrito tanto sobre él. De hecho, en internet hay casi 29.000 páginas que remiten a su figura, de las cuales el 90 por ciento está en inglés. En California hay una escuela de seguidores de su obra. Pero en España, desde el 7 de julio de 1973, día de su muerte en vísperas de una edición del festival de su pueblo, el Gazpacho, en el que se le iba a entregar el Gallo de Oro, sólo los verdaderos aficionados al flamenco lo han seguido recordando. Diego Amaya Flores era heredero de la escuela de uno de los primeros guitarristas flamencos conocidos, Paco el de Lucena, por lo que muchos lo consideran el padre del estilo llamado «a cuerda pelá», en el que la técnica de pulgar y el predominio de los bordones son el santo y seña. Sin embargo, su concepto guitarrístico fue mucho más allá. Basándose en un absoluto vasallaje al compás -todo el toque de Diego está religiosamente cuadrado hasta el punto de que se ha llegado a decir de él que complicaba las cosas a los cantaores, sobre todo por soleá-, sus variaciones y fraseos esconden un sinfín de referencias que remiten incluso a los grandes compositores clásicos españoles. Pero con su figura muchos han querido hacer leyenda de la existencia una gitanería salvaje que salvaguardaba las esencias de la jondura. Es cierto que fue guitarrista habitual de Fernanda y Bernarda de Utrera, de Perrate y de su cuñado Joselero, además de otros como Antonio Mairena y Juan Talega. Pero su obra es mucho más aperturista de lo que aparenta y sus propias reflexiones desmienten todo el mito del gitano analfabeto y desintegrado como gurú del flamenco. En una entrevista que le hizo el periodista José María Velázquez-Gaztelu para la serie «Rito y Geografía» que emitió Televisión Española en los setenta, Diego destroza todos los tópicos posibles. «¿Usted sabe música, Diego», le pregunta el joven entrevistador. Y el guitarrista responde: «Algo, algo. Empecé a estudiar música. Estudié la primera, la segunda y la tercera parte de solfeo. Hice algunos ejercicios y toqué algunas obras de concierto». «¿Le ha servido para la guitarra saber música?», le inquiere de nuevo el periodista, a lo que Diego rezonga: «Mucho, mucho me ha servido». En esa charla, el de Arriate relata también cómo da «muchas clases a los americanos, pero no solamente a los americanos. De Finlandia, de Francia, de Italia...». Él había aprendido todo aquello de Pepe Naranjo y se confesaba seguidor del Niño Ricardo, maestro de la guitarra que firmó una de las frases más definitorias que nunca se han dicho sobre Diego: «Nosotros somos los virtuosos, perdidos en la técnica, mientras que Diego es el alma». Algunos expertos dicen también que el del Gastor no sólo enseñó a los americanos, sino que aprendió de ellos, de manera que muchos ven en su toque claras influencias del jazz y el blues. El grupo Pata Negra llegó a grabar un disco, «El blues de la Frontera», que lo apuntaba. Uno de los más importantes conocedores de su obra, el antropólogo moronense Fernando González-Caballos, hizo un estudio etnográfico del toque de Morón, titulado «Guitarras de cal», en el que abordaba todas estas cuestiones. Él fue precisamente quien descubrió que el origen de todo estaba en Paco el de Lucena. Pero también arroja luz sobre una curiosa figura que determina quizás la extraña personalidad de Diego: su abuela Anilla la de Ronda. Mujer guitarrista. Diego no grabó ningún disco a conciencia. Todo lo que hay actualmente en las estanterías está rescatado de grabaciones privadas que tomaron en diferentes fiestas sus alumnos extranjeros. Porque puede decirse incluso que Diego del Gastor no fue siquiera un profesional. Fue un maestro que logró conquistar el mundo sin salir de su pueblo y que ahora, cuando se cumplen cien años de su nacimiento, ahora sí, es reconocido como una de las grandes figuras del toque. Sus sobrinos, los guitarristas Paco y Juan del Gastor y Diego de Morón, se encargan de certificarlo. Morón de la Frontera cierra el año del centenario de Diego del Gastor En este año 2008 que se nos va, se ha cumplido el centenario del nacimiento del famoso guitarrista Diego Amaya Flores, Diego del Gastor (Arriate, Málaga, 1908 - Morón-Sevilla, 1973). La localidad sevillana de Morón de la Frontera, donde el tocaor vivió gran parte de su vida y murió, ha venido celebrando a lo largo de todo el año un variado programa de actividades para conmemorar la efeméride. El colofón a todas ellas, y cierre del año dedicado a la figura del tocaor, es la celebración del 4 al 13 de diciembre próximos del Congreso Internacional Una época flamenca a través del Centenario de Diego del Gastor, organizado por la Universidad de Sevilla y la Comisión del Centenario del guitarrista, y enmarcado dentro del V Curso de Otoño de dicha Universidad. Sin duda, se trata de una iniciativa inteligente y rigurosa no sólo de homenajear al legendario tocaor, sino de proyectar también la aportación de esa ciudad al flamenco a través de su época más brillante. El congreso tiene su prólogo el próximo jueves, con la proyección de Moroneando, cuatro videorrecreaciones sobre el flamenco de Morón, obra del antropólogo Fernando González Caballos, autor del libro Guitarras de cal sobre la escuela de toque de Morón. El mismo autor moderará a continuación la mesa titulada Viaje a la época dorada con la participación de los guitarristas y sobrinos del tocaor Juan del Gastor, Paco del Gastor y Diego de Morón junto a la bailora Luisa 'Maravilla', esposa de Donn Pohren. Hay que señalar aquí que ese tiempo que se quiere evocar es el los años sesenta del pasado siglo en el Cortijo Espartero, la finca que compró el mencionado escritor americano por donde, además de un sinfín de extranjeros que venían a recibir clases del maestro, pasaban un día sí y otro también artistas de la talla de Fernanda y Bernarda, Juan Talega, Perrate, Manolito de María, Joselero… Precisamente, de las grabaciones que se realizaron en aquella finca y con esos artistas hablará en el día de clausura del congreso el productor Ricardo Pachón, quien heredó tan valioso legado. Un material que suma más de cuatrocientas horas de grabación y que, actualmente, gracias al convenio que en su día se firmó entre el productor y la Agencia Andaluza del Flamenco, se encuentra digitalizado y forma parte de los fondos del Centro Andaluz de Flamenco. Durante todo los días por los que se extiende el congreso, van a estar expuestas en la Casa de la Cultura de Morón dos exposiciones, una de fotografías obra de Tony Keeler (Diego en cuerpo y alma) y otra de dibujos a lápiz firmados por Marvin Steel. Ambos creadores son estadounidenses, lo que da una idea de la trascendencia de la obra del guitarrista en esa tierra. Igualmente, se van a presentar dos libros: El viejo flamenco de Morón y Diego del Gastor de Juan Pablo Morilla Cala (Morón), y The flamenco guitarist. Diego del Gastor, de David George Vogenitz (EEUU). Entre los conferenciantes, que disertarán tanto sobre la obra del guitarrista como sobre la de otros miembros de su familia o de su generación, figuran investigadores tan destacados como el austriaco Gerard Steingress, el sevillano Rafael Infante, el francés Claude Warms, el malagueño Ramón Soler Díaz o el guitarrista Niño Elías, que analizará el estilo del tocaor. La figura de Diego del Gastor ha sido de una enorme trascendencia en la historia y evolución del toque, aunque no sin divergencias en torno a su valoración (léase, si no, el texto adjunto). Son muchos los guitarristas que han reconocido su influencia a pesar de lo singular de su carrera y de su personalidad, pues casi nunca salió de Morón de la Frontera. Una penúltima secuela de su escuela la tenemos en el grupo Son de la Frontera, pero ese es sólo uno de los muchos ejemplos que se podrían poner. El toque de Diego -con esa arzapúa tan característica, su aire como ralentizado y su impecable dominio del tiempo- está más que presente en la guitarra de acompañamiento actual, aunque no todos puedan sonar con la magia con que lo hizo él. 

Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario