lunes, 26 de enero de 2015

Flamenco Enrique Jiménez Ramírez Sevilla


Biografía:

Enrique Jiménez Ramírez, guitarrista gitano, nació en Marchena (Sevilla), el día 15 de julio del año de 1950, es más conocido artísticamente como ENRIQUE DE MELCHOR, por ser hijo del gran maestro de la guitarra Melchor de Marchena. Vivió en su pueblo natal hasta los doce años, en que se trasladó a Madrid. Su padre, el gran guitarrista Melchor de Marchena trabajaba entonces en el tablao flamenco de Manolo Caracol " Los Canasteros"; Enrique aprendió de él y con los Caracoles los secretos del acompañamiento guitarrístico del cante A los quince años debutó en dicho tablao, donde continuó actuando a lo largo de un lustro. En la clínica madrileña de La Luz, a consecuencia de un cáncer, murió ayer martes día 3 de enero del 2012. Me pare para admirar y contemplar una guitarra que en un escaparate había, todos los días solía por allí pasar solo para mirar aquella guitarra, que tanta ilusión me hacia, conseguí que mi padre me la comprara, fue mi dicha y alegría tan grande, que aprendí a tocar sus cuerdas con un gran amor de esperanza de poder siempre abrazarla, y transmitirles a sus cuerdas mi alegría mi dicha y mi nostalgia, desde aquel día a sido mi compañera, donde siempre he podido acariciarla, para contarle mis alegrías y mis penas, es tanto lo que la quiero que no puedo pasar sin ella, porque me anima toda mi alma, de sentir la satisfacción De saber cuando algo verdaderamente se ama. Su primera grabación fue junto al insigne cantaor Antonio Mairena. El guitarrista paco de Lucia le pidió que actuasen juntos, durante años recorrieron el mundo dando conciertos. A los dieciocho años recibió el Premio Nacional de la Cátedra de Flamencología de Jerez y el Castillete de Oro de la Unión. Más tarde como integrante de "Torres Bermejas", acompaño a Camarón de la Isla, La Perla de Cádiz, Pansequito, El Turronero, Fosforito y otros artistas, grabando discos junto a Rocío Jurado, Chiquetete, El Lebrijano, El Fari, María Jiménez, José Menese, etc. Sin abandonar el acompañamiento, se dedica a componer y actuar como solista, no sólo en España, sino también en salas como el Queen Elizabeth Hall de Londres, Carnegie Hall de Nueva York, o en la O.N.U junto a Montserrat Caballé, José Carreras, José Menese y la Orquesta Nacional de España. Heredó la sensibilidad hacia el cante y su maestría para acompañarlo. Pero hombre de hoy, del tiempo que le tocó vivir, se ha preocupado por conocer en profundidad las corrientes musicales que imperan en todo el mundo, de las que asimila lo que de una manera u otra conecta con su propia concepción de lo que hoy debe ser la música flamenca. Él mismo es el primero en decir que si el flamenco pierde su identidad de raíz no vale nada. Por tanto su música ni es arqueología, ya que no se limita a reproducir lo que hicieron sus predecesores en este difícil arte, ni se aleja del flamenco original. Transmite emociones y sentimientos propios de este tiempo, sobre una base de ortodoxia que nadie podrá cuestionarle. Empezó su carrera profesional, apenas adolescente, en esa escuela de cada día que es el tablao. Hoy, en plenitud creadora, es uno de los guitarristas más solicitados EFE - Madrid - 03/01/2012 El sevillano Enrique de Melchor, uno de los grandes guitarristas flamencos junto a Paco de Lucía y Manolo Sanlucar, ha fallecido a los 61 años, según ha informado hoy la Sociedad General de Autores (SGAE). Nacido en Marchena (Sevilla) el 15 de julio de 1950, donde vivió hasta los 12 años, Enrique de Melchor vivía en Madrid, en donde tenía una tienda de guitarras flamencas. Fue en la capital donde comenzó a trabajar en el tablao de Manolo Caracol y desde entonces ha acompañado a las grandes voces del flamenco, como Antonio Mairena, Camarón de La Isla, La Perla de Cádiz, Pansequito, Rocío Jurado, Chiquetete, El Lebrijano, El Fary, María Jiménez o José Menese, entre otros muchos. Como solista actuó en escenarios como el Queen Elizabeth Hall de Londres, el Teatro Real de Madrid, el Liceo de Barcelona o Carnegie Hall de Nueva York, y acompañó a otros guitarristas como Paco de Lucía y cantantes como Montserrat Caballé o José Carreras. "Un bendito" Los amigos y compañeros del guitarrista han valorado su figura como la de un "auténtico guitarrista de cantaores" y han destacado su estilo propio y su compromiso con el flamenco. El cantaor Diego el Cigala, que no sabía de la muerte de su amigo, ha señalado muy afectado: "era un bendito, Enrique de Melchor era bueno desde que se levantaba hasta que se acostaba, y -ha subrayado- no es un tópico, es que mejor persona no se podía ser, y como artista, era la rehostia". "Tenía el conocimiento de lo que era tocar la guitarra para cantar, que hoy día no saben tocar la guitarra para cantar: era un guitarrista de cantaores. Y aparte de personalidad, tenía un sello propio", ha considerado. El Cigala, que reconocía a Enrique de Melchor como su "padrino", recordaba que fue la persona que le auguró que "iba a ser grande" después de oirle cantar "de chiquitillo" en La Corrala, una famosa sala de música en directo de Madrid. "Hace diez días que estuve con él en (el tablao madrileño) Casa Patas y nos pareció que había ganado la batalla al cáncer ese tan malo; se le veía malito, pero bien. Estoy muy triste, hecho polvo". También la artista Marina Heredia ha indicado que Enrique de Melchor era "un guitarrista muy característico del flamenco". "Ha acompañado a todos los grandes y ha sido un artista muy comprometido, muy luchador y con un toque muy personal", ha dicho la cantaora. Con De Lucía y Sanlúcar, ha añadido esta representante del nuevo flamenco, "formaba ese grupo privilegiado que siempre ha tirado del carro" de este arte. Asimismo, los autores y editores han lamentado "profundamente" el fallecimiento de este artista, que era miembro de la SGAE desde 1978 en la que tenía registradas casi un centenar de composiciones. La SGAE ha trasladado sus "sentidas condolencias" a los familiares más cercanos de De Melchor y también, ha añadido en un comunicado, a la "gran familia del flamenco, que pierde a una de sus figuras más represetativas y queridas". La directora del Centro Andaluz de Flamenco (CAF), Olga de la Pascua, considera "irreparable" la pérdida del guitarrista. De la Pascua ha recordado que Enrique de Melchor se definía a sí mismo "como un amante de lo antiguo", aunque ello no le impedía el reconocimiento de las expresiones "más nuevas" del flamenco. Esta muerte "prematura" se suma además a la pérdida hace unos meses de Manuel Moreno Moraíto, otro de los grandes guitarristas, de ahí que el flamenco vuelva a "estar de luto". El consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, ha lamentado la muerte de De Melchor, al que ha calificado como "uno de los grandes de la guitarra flamenca y española y el último eslabón de una dinastía de toque de acompañamiento clásico".
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada