martes, 27 de enero de 2015

Flamenco Camarón por bulerías Cádiz


Camarón:

No tenía fans, contaba con adoradores. El legado de Camarón (San Fernando, 1950-Badalona, 1992) suena inagotable. Veinte años después de su muerte, el mundo del flamenco sigue sin encontrar una figura capaz de arrebatarle el trono del cante. Convertido en leyenda, cada aniversario y fecha señalada se celebra con recopilaciones o material recuperado de los archivos. Mientras el Ayuntamiento de San Fernando anunciaba la compra de la casa de la familia del cantaor para salvarla de la ruina y convertirla en fundación, Paco de Lucía y Tomatito grababan juntos una bulería de Camarón para el disco de este último. Y Universal prepara para el otoño un gran homenaje guitarrístico al cantaor. El buen cante y el mejor toque han vuelto a reunirse. Fue hace unas semanas, en el estudio de Paco de Lucía en Mallorca. Hasta la isla llegó Tomatito con el master de una vieja bulería de Camarón, rescatada de los archivos, para repetir un antiguo rito: poner sus guitarras al servicio del cantaor con el que ambos empezaron a deslumbrar y al que siguen echando de menos. Fueron sus guitarristas de referencia en el escenario y en los discos y, aunque las carreras de Paco de Lucía (Algeciras, 1947) y Tomatito (Almería, 1958) no han dejado de crecer, volver a Camarón siempre supone un momento de alegría para ambos, algo así como regresar a los mejores tiempos. Al oficio, la entrega y el talento que ponen en todo lo que hacen se une ahora la emoción. De entre los muchos genios con los que ha trabajado por todo el mundo, De Lucía siempre cuenta que Camarón fue el mejor. En esos años, como pareja, un gachó y un gitano causaban sensación. En 1969 grabaron Al verte las flores lloran, su primer disco juntos y aquello fue el principio de una gran amistad y una colaboración que, salvo excepciones como La Leyenda del tiempo, abarcó casi toda la carrera del cantaor. “Nosotros vivimos fuera de las leyes flamencas”, aseguró Camarón en una ocasión. En el caso de Tomate, la relación con el cantaor se inició cuando era menor de edad y tuvo que pedir permiso a su padre para llevárselo de gira. Con él pasó 18 años y su muerte estuvo a punto de costarle la retirada, pero resurgió de la crisis convertido en un gran guitarrista. En Como el agua (1981) debutaron como trío y nunca hubo ni celos ni resquemores entre los dos guitarristas más importantes del panorama actual. La voz flamenca de Camarón se escucha dulce e hiriente y el duelo de guitarras suena irrepetible en el sonido de un disco que ha quedado para la historia. Desde el primer momento, a De Lucía le pareció bien que el guitarrista que había empezado a acompañar a Camarón estuviera presente en la grabación. Ahí comenzó una relación de amistad y admiración que se mantiene con el paso de los años. De Lucía ya había tomado una de las voces que quedaban del cantaor de los master originales en Cositas buenas, así que hacerlo ahora para el disco de Tomatito ha sido como una segunda parte. De Lucía que últimamente ha colaborado, entre otros, en los discos de Miguel Poveda y de Estrella Morente, aceptó encantado la propuesta de Tomatito para actuar como artista invitado en su nuevo trabajo. En esta ocasión la voz escogida proviene de un resto del disco Te lo dice Camarón. En Mallorca ensayaron metiendo nuevas guitarras hasta convertir la canción en una bulería y cuando el tema estuvo al gusto de ambos viajaron a Madrid para la grabación final a la que añadieron nuevas voces y coros y en la que han participado también Saúl Quiros y el percusionista Piraña. En el vídeo del encuentro se les nota el paso de los años, pero se les ve relajados. Cuando el disco de Tomatito salga a la venta después del verano y antes de que comience el otoño, Universal lanzará también Con Camarón, una selección de temas rescatados de actuaciones del cantaor en grabaciones de Televisión Española y Canal Sur. En la más antigua, la única extraída de los archivos de Sony, se le ve acompañado por Sabicas, uno de los grandes impulsores del flamenco a nivel internacional, pero la lista de maestros incluye también a Paco Cepero, Raimundo Amador, Rafael Amador, Ramón de Algeciras, Paco de Lucía, Tomatito, Juan Habichuela y Niño Miguel. En este caso se trata de las grabaciones originales, no se ha tocado lo que el artista hacía con sus guitarristas. La idea, según Fernando Crespo, de la discográfica Universal, pasa por recuperar al Camarón “más sonriente y más puro”. Pero también las leyendas sufren la crisis. Sus discos han pasado de vender más de 100.000 copias a quedarse en 20.000, pero en la situación actual, la cifra supone un éxito.
Sitios Web Relacionados :
Rosa Gracia Administradora

El flamenco es un estilo de música y danza propio de las comunidades de Andalucía, Extremadura y Murcia. Es un signo de identidad de la etnia gitana que ha desempeñado un papel esencial en su evolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada